AVISO

Este fic contiene especulación y recreación de hechos del pasado y mucha ficción. Todos los personajes y lugares pertenecen a G.R.R. Martin, excepto los creados por mí.

jueves, 9 de mayo de 2013

Capítulo 2


Había nacido en Dorne, pero su madre se marchó de allí tras quedar viuda. La había tenido siendo muy joven, con dieciséis años. Rashara no recordaba a su padre ni tampoco sabía lo que era un verdadero hogar hasta hacía poco. Su madre estuvo dando tumbos por varios lugares de Poniente, unos años aquí y otros allá. Hacía unos seis meses que se habían establecido en Los Dedos. No era el mejor sitio en el que había vivido, pero se sentía a gusto allí. Era un señorío insignificante y, precisamente por eso, lo consideraba perfecto para vivir. Pasaba desapercibida en cierto modo y sólo los señores del lugar la miraban por encima del hombro. 

            Trabajar en los establos fue decisión suya. Su madre quería que aprendiera a coser, bordar y a hacer todas esas cosas que las mujeres debían saber, pero a ella no le gustaba nada de eso. Estaba acostumbrada a hacer cualquier tipo de trabajo masculino y prefería montar a caballo, ayudar al herrero… No cambiaría el limpiar una cuadra por sentarse a coser un ajuar para una dama importante. Sin embargo, lamentaba no saber leer ni escribir. Su origen incierto y la vida nómada no le ofrecieron las mejores condiciones para recibir una mínima educación. Sólo era capaz de poner su nombre y leerlo. Eso la hizo ser un tanto desconfiada, veía su incultura como una debilidad, pero no tenía manera de remediarlo. ¿Quién le iba a enseñar? No era más que una muchacha errante y sin padre, una sirvienta más. Nadie de su condición social sabía leer y tampoco les importaba. Eran conocimientos poco útiles para la vida que llevaban y los trabajos que desempeñaban. Pero Rashara aspiraba a más. Tenía dieciocho años y no pensaba seguir siendo un perrillo que siguiera a su madre en su continuo ir y venir. Las habilidades adquiridas a lo largo de su existencia la hacían capaz de ser independiente, ganarse la vida, aunque no eran las esperadas en una muchacha. Dos años antes se había escapado de su casa en Altojardín, pero la aventura duró poco cuando vio que nadie le daba trabajo en actividades para los que ella estaba muy cualificada sólo por el hecho de ser mujer. Regresó frustrada y, encima, tuvo que aguantar la reprimenda de Ryene, su madre. Durante unos meses intentó aprender a coser y bordar sin éxito, por lo que tanto ella como Ryene se dieron por vencidas. Cuando llegaron a Los Dedos no tuvo problema en trabajar en los establos porque hacía falta mano de obra joven y dispuesta a la que no hubiera que enseñar el oficio. Rashara no tenía miedo al trabajo duro y fue muy apreciada desde el primer día. Vestida con ropas de chico, evitaba que los mozos se fijaran en ella, aunque de noche fantaseaba con bonitos vestidos y lucir una larga melena. De pequeña había tenido el pelo largo, casi por la cintura, pero una plaga de piojos en unas caballerizas cuando tenía siete años la obligó a cortárselo casi al cero por orden del señor del lugar. Los piojos no los habían traído los sirvientes, sino unos pájaros exóticos procedentes de un lugar más allá del Mar Angosto, pero todos pasaron por la cuchilla del barbero. Rashara lloró mucho la verse sin pelo, aunque terminó acostumbrándose y ya nunca más se dejó crecer la melena. Aun así, deseaba que llegara el día en el que pudiera tenerlo largo y trenzarlo primorosamente. Conservaba un mechón largo y oscuro que su madre recogió del suelo con disimulo mientras el barbero le rasuraba la cabeza. Ahora colgaba de su cuello, dentro de una pequeña bolsita de cuero. Llevaba tanto tiempo haciendo cosas de chicos que a veces se olvidaba de que no era uno de ellos. Ese mechón y el hecho de tener su sangre de la luna cada mes eran las únicas cosas que se lo recordaban. Evitaba tener contacto con hombres, ninguno respondía a sus expectativas, pero en el fondo echaba de menos que los muchachos de su edad la miraran como lo que era: una mujer inteligente y no un cuerpo con el que retozar.

12 comentarios:

  1. Interesting character Rashara, I'm starting to like her and I want to know more.
    I love the fact that she wants to be free and wants to be 'another person' but she still accepts herself.
    Well, dear Athena, I'll wait for the Chapter 3. Even if it will be hard going on ;)

    Dora.

    ResponderEliminar
  2. Thanks for your comment. You like Rashara! That's very important to me, because is a character created by me :3

    You'll have a new chapter everyday, so you don't have to wait a lot :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes! I like her and I can't wait for knowing more about her! :)
      it's a good character, really!

      Oh, well, when the story is well written it's hard even to wait one day :)

      Dora.

      Eliminar
  3. Pues a mí también me gusta mucho este personaje. Me encanta cuando leo una historia de la época antigua y veo que había mujeres que luchaban por hacer lo que ellas querían, no lo que los hombres les obligaran. Parece que Rashara también es así y en cierta forma me siento un poco identificada con ella :)

    Y por lo que veo no era un nombre Targaryen, sino dorniense xD Muy buen capítulo, espero con ganas el siguiente ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos personajes femeninos son muy agradecidos, a las chicas nos suelen gustar, jejeje.

      Lo del nombre me hizo gracia. Cuando leí que os parecía Targaryen, pensé en Rhaella, Rhaenyra, Rhaegar... La combinación R y H en definitiva, pero aquí se combinan de otra manera ;)

      Eliminar
  4. Estoy muy interesada en la historia, el personaje de Rashara me encanta, es el tipo de mujer fuerte y decidida que marca el paso en la trama, espero saber más de ella y sobre todo como va a interactuar con Petyrl. Besotes y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste el personaje. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  5. Se sale! A ver si me deja subir el comentario.

    Cristina

    ResponderEliminar
  6. Que gusto leer un ff tan bien escrito y tan lleno de detalles que transportan...
    Gracias por compartir tu talento.
    Xim A Cuerda

    ResponderEliminar