AVISO

Este fic contiene especulación y recreación de hechos del pasado y mucha ficción. Todos los personajes y lugares pertenecen a G.R.R. Martin, excepto los creados por mí.

jueves, 23 de mayo de 2013

Capítulo 16


Tomó uno de los pergaminos y lo alisó. La mesa estaba cubierta de ellos. Los puso en orden, amontonando los limpios y descartando los usados. Rashara había leído uno de ellos. No estaba preparado para hablarle de Catelyn… ¿O sí? En el bosque le había hablado del duelo vagamente y parte del peso que tenía en su corazón se aligeró conforme las palabras salían de su boca. Ahora había perdido la ocasión de seguir liberándose del recuerdo amargo del último año con su desagradable comportamiento. La relación con Rashara era excelente, pero tenían momentos tensos, porque ambos ocultaban cosas, la vida los había hecho desconfiados con la gente. Petyr pensó que ya estaba bien: se lo contaría todo.

            Bajó a los establos, pero no estaba allí. Se acercó a la herrería y la encontró ayudando a Tonel. «Hola ¿puedo hablar contigo?» El herrero paró de golpear con el martillo y miró a Rashara. Ella siguió echando leña al horno de fundido. «Anda, ve con el señor, la forja está perfectamente. Ya no me haces falta.» Salieron de allí y se fueron al pozo que había en el centro del patio. «¿Qué quieres, Petyr? Tengo cosas que hacer.» El chico estaba avergonzado por su actitud. «Tengo que disculparme contigo. Estoy dispuesto a contártelo todo, si quieres…» «No, sólo si quieres tú. Es tu vida, tú decides. Lo que no deseo es que me tengas totalmente en la ignorancia, porque hay cosas que te molestan y no sé por qué.» Lo miró directamente a los ojos. «Me ha dolido la manera en la que me has tratado esta mañana. Yo no soy una metomentodo, no era mi intención leer nada tuyo que fuera privado.» Consideró justo el argumento de Rashara. «Tienes toda la razón, no me he portado con demasiada amabilidad. Mañana te hablaré de Catelyn, de Lysa y del duelo. Lo prometo.» Rashara asintió y le agradeció el gesto con una sonrisa. «Creo que hablar de ello puede ayudarte, Petyr.»
            Cada uno se fue a sus quehaceres. Petyr volvió al cuarto donde estudiaba y retomó la escritura de la carta. Se había convertido en algo cada vez más dificultoso. A lo mejor, cuando se lo contara todo a Rashara, las palabras fluirían. Incluso ella podría ayudarlo. Era espabilada y podía dar un punto de vista femenino a la misiva, algo que llegara al corazón de Cat. Resolvió pedirle su opinión una vez que supiera su historia.

11 comentarios:

  1. Finally they talk! Petyr understands that he was wrong...this chapter is too short for me!! loool
    Waiting the next as soon as possible! :P

    Dora.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho y mañana será el capítulo de las revelaciones de Petyr con Rashara. Nos muestras un Petyr con remordimientos que me gusta mucho.
    Sigue así.

    Julia Stark

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Si es que no era tan malote el pobre... ;)

      Eliminar
  3. Ah siento que se viene algo importante, sabía que Petyr no se quedaría así, es un caballero y tenía que disculparse con su amiga, espero el próximo capítulo, gracias Athena.

    ResponderEliminar
  4. Petyr me tiene nerviosa.... esa carta que no termina.... por lo menos se decidió a hablar con Rashara directamente.
    Ufff... ya se me hacen muy cortos los capítulos, me pongo ansiosa.
    :)
    Saludos
    Xim a Cuerda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Escribirá esa carta? ¿No la escribirá? ¡Intriga!

      Eliminar
  5. Mañana es el día clave de Petyr, o eso me parece a mí, jaja. Yat engo ganas de leerlo, con este capítulo nos has dejado muy intrigados a todos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, espero que os guste lo que vendrá...

      Eliminar
  6. Pobre, sigue con ella en la cabeza... Eso es amar. Necesito leer el siguiente. Soy tu fan.

    Cristina.

    ResponderEliminar