AVISO

Este fic contiene especulación y recreación de hechos del pasado y mucha ficción. Todos los personajes y lugares pertenecen a G.R.R. Martin, excepto los creados por mí.

viernes, 21 de junio de 2013

EPÍLOGO. LA PEQUEÑA PALOMA (AÑO 298)


Habían pasado más de diez años desde que llegó a Desembarco del Rey, un tiempo en el que, lentamente, fue creando todo un plan para acomodarse cada vez más al juego que se desarrollaba en la capital. Nadie decía la verdad, todo eran apariencias. Él ya era un auténtico maestro de la impostura, posiblemente el mejor, pero nunca lo dejaba ver. Sólo Lord Varys era capaz de deducir algunos de sus pasos, no todos. Ya se cuidaba él de ir dándole alguna que otra pista falsa a sus pajaritos.


            Durante los primeros años, asumió su papel de Consejero de la Moneda con éxito, consiguiendo el reconocimiento de lord. Mientras tanto, observaba a los demás moverse. Robert iba dejando todo un reguero de bastardos morenos por la ciudad al tiempo que Cersei paría hijos sospechosamente rubios y bellos. El último año decidió dar ya el primer paso de su plan, toda una estrategia fundamentada en la creación de un caos que revolviera los cimientos de los Siete Reinos y que hiciera caer a todos esos poderosos que lo tenían por un advenedizo, todos los que lo miraban con el mismo desdén con el que mirarían a un insecto posado sobre sus ropas de seda. En realidad no quería ocupar el Trono de Hierro, no era ése su objetivo. No tenía una meta del todo clara, pero confiaba en que lo que había empezado a hacer terminaría por beneficiarle de algún modo. Conocía a sus semejantes, sus puntos débiles. Tantos años en la sombra le habían dado la oportunidad de observarlo todo y a todos. 


              Lo primero que hizo fue aprovechar la inestabilidad mental de Lysa. Desde que tuvo al pequeño Robalito, su obsesión por protegerlo rayaba en la locura. En el fondo era comprensible: varios abortos y dos niños nacidos muertos la convirtieron en una madre sobreprotectora con su hijo, débil de salud por otra parte. Petyr la convenció para que se fuera de Desembarco con el fin de evitar que su marido, Jon, enviara al pequeño como pupilo de Stannis. Pero su influencia fue más allá: le recomendó hacer desaparecer del todo a Lord Arryn y culpar de ello a los Lannister. Así se quitó dos problemas de encima: el viejo Jon metiéndose en los asuntos de faldas de Robert, que ya sospechaba que los hijos de la reina no eran de él, y también la loca de Lysa. A veces se asustaba de sí mismo, del poder que tenía sobre Lysa y de lo que eso podría suponer en un futuro, en una futura venganza por el daño que le había hecho. Pero todo llegaría a su debido tiempo.


            Sabía que, con Lord Arryn muerto, Robert nombraría a su mejor amigo Mano del Rey, como así fue. Si Eddard Stark venía a la corte, lo haría acompañado de Catelyn, su primer amor. Qué grande fue su decepción cuando se enteró de que sólo trajo a sus dos hijas. De todas formas, tenía curiosidad por conocer al hermano de Brandon Stark. Cuando por fin lo hizo, sintió alivio por dentro. No tenía nada que ver con aquel joven guapo y fuerte que estuvo a punto de matarlo en Aguasdulces hacía ya tanto tiempo. Era un tipo tímido y noble, demasiado honorable para ser Mano del Rey y sobrevivir en Desembarco.
Poco después de la llegada de Eddard, el intento de asesinato de su hijo Bran por parte de un desconocido allá en Invernalia llevó a Cat a la capital y a él. Cuando volvió a verla notó un escalofrío en el pecho, justo donde conservaba la cicatriz. Seguía siendo bella a pesar de haber tenido cinco hijos, no como Lysa, que había engordado y envejecido prematuramente. Su enfado por haberla traído a uno de sus burdeles con el fin de ocultarla no hizo sino aumentar su atractivo. La vio ruborizarse por el sitio al que Petyr la había conducido. Finalmente se ganó su confianza y la de su marido, al que prometió ayudar en sus pesquisas para saber más sobre la muerte de Jon y el ataque al pequeño Bran, volviendo a acusar a los Lannister de ambos hechos. Pobre ignorante, no sabía cómo se jugaba el juego de tronos, el juego que él mismo había creado y del que sabía que saldría ganador, enemistando a unos con otros.… Al margen de sus intrigas, lo poco que vio a Cat le provocó sentimientos encontrados, pero la brevedad de su estancia en Desembarco ayudó a que volviera a ser el hombre que todos conocían allí. En el fondo era un sentimental sin remedio, algo que necesitaba ocultar a sus enemigos con el fin de no dar pistas sobre sus puntos más débiles. Durante diez años le había funcionado esa actitud y no iba a cambiarla.
A pesar de la llegada del Stark, un tipo austero, los gastos de Robert seguían siendo enormes y, aun así, quiso hacer un torneo en honor de su nueva Mano. Petyr sabía que Eddard se negaría por lo caro de la celebración, pero finalmente se impuso el criterio del rey. Entraba en el recinto de las justas en esos momentos. Cuando iba a tomar asiento, se le paró el corazón. Vio una muchacha de espaldas que lucía una cascada de pelo caoba que él conocía muy bien. ¡No podía ser Catelyn, era apenas una adolescente! La chica estaba con la vista vuelta hacia Ser Loras Tyrell, que le entregaba una rosa roja. Se la notaba nerviosa por la proximidad del joven caballero, el más apuesto de todos los que participaban en el torneo. Petyr cambió de dirección y fue hacia la joven, impresionado por el parecido con Cat. No podía ser otra que su hija mayor, aquella niña que Lysa le dijo que se llamaba Sansa. Recordaba cómo pensó en que podría ser su propia hija y que, de parecerse a Cat, sería preciosa. No se equivocaba. 

La muchacha bajó la cabeza con el rostro ruborizado y olió la flor con deleite. Petyr se acercó silencioso hasta ella. «Debes ser una de sus hijas. Eres una Tully», le dijo sonriendo. Ella levantó la vista sorprendida. «Soy Sansa Stark. No tengo el honor de conoceros, mi señor.» La septa que acompañaba a la adolescente se lo presentó. «Es Lord Petyr Baelish, mi niña. Del Consejo Privado del Rey.» Petyr no podía apartar los ojos de Sansa. Era una reencarnación de su Cat, de aquella muchacha de la que se enamoró a los quince años. Estaba completamente desarmado ante ella, confundido. «Cuando era joven, tu madre fue mi reina de la belleza. Has heredado su cabello.» No se resistió a tocar uno de sus mechones de color castaño rojizo. Al hacerlo, uno de sus dedos rozó la mejilla de la muchacha, que bajó los ojos con vergüenza. Petyr notaba calor en su cara y los nervios a punto de traicionarlo. Se dio media vuelta y se alejó de allí sin decir nada más.
Después del torneo, regresó a su casa y se recostó en la cama. La imagen de Sansa no se le borraba de la cabeza. Era igual que su doncella de nieve, la que se le aparecía en sueños en Aguasdulces pero con el pelo más oscuro. Después de tantos años de fingir, el reencuentro con Cat y, sobre todo, la visión de su hija, le removieron viejos sentimientos que creía enterrados para siempre.

Se levantó del lecho y fue hacia un armario cerrado con un pequeño candado. Hacía mucho tiempo que no lo abría, tanto que ni siquiera recordaba dónde estaba la llave. Posiblemente la tiró junto con sus recuerdos y su capacidad de querer a nadie. Dio un golpe a la cerradura con un jarrón metálico. Cedió sin problemas. Una vez abierto, buscó el pequeño cofre entre los trastos que guardaba. Estaba en la parte alta cubierto por una ligera capa de polvo. Lo bajó con mimo y levantó la tapa después de limpiarla con la mano. Los pliegos con los dibujos estaban amarillentos y retorcidos, pero el mechón de pelo oscuro parecía haber sido cortado ese mismo día. Lo tomó entre sus dedos y se preguntó si, junto a él, podría llegar a tener un mechón de la melena de Sansa.

27 comentarios:

  1. Una vez terminado este rollo, quisiera dar las gracias a todos los lectores del mismo, sobre todo a las lectoras que han seguido cada día la publicación de un nuevo capítulo y han dejado por aquí o por Twitter sus comentarios. Lo he pasado en grande leyéndolos.

    También dar las gracias a todos los que me han retuiteado cada vez que publicaba: Jefemaestro, Kahlan-María S., Elora-Catelyn, Julia Stark, Addy Fasano-Dora, Nikolaj Fans, Poniente Times...

    Este fic ha sido importante para mí por una sencilla razón: el personaje de Rashara. A pesar de ser totalmente inventado por mí (aunque con una inspiración, digamos, real), ha tenido una aceptación increíble y eso hace que me sienta orgullosa de mi humilde creación. Rashara nació para hacer un pequeño homenaje a todas las que soñamos con un Petyr Baelish con un buen fondo. Quería que Meñique conociera a alguien con quien poder ser feliz, aunque sabemos que su final no sería con ella. Creo que el personaje merece una reivindicación más allá del villano que hoy conocemos. Tuvo un pasado y pudo ser algo así. La historia ha gustado y por eso me da la sensación de que he cumplido con lo que pretendía.

    Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por habernos dado esta magnífica historia, con un personaje que GRRM podría sacar (Rashara) y por un mes y medio de capítulos muy entetenidos.

      Julia Stark

      Eliminar
    2. ¡Mes y medio, madre mía, jajaja! Si se ha pasado rápido es buena señal :)

      Eliminar
    3. Oh, thankyou for this ff! you don't have to thanks us but we have to thank you! It's great and I loved to wait every day the new chapter, I was so fascinated and curious about it. Thankyou really :)
      And I loved Rashara's character and the fact that it's your invention, I'd like to know who you were inspired by,I imagined her like a young you, but I don't know really :)
      You made my boring days happy with this story and I loved how you've imagined Petyr's story and then it goes all back to the original books. It's perfect, and also the epilogue, really.
      Thankyou again Raquel <3
      It has been a pleasure to read a comment this every day :)

      Addy Fasano-Dora ;)

      Eliminar
    4. Thanks for the effort. Reading in another language is not easy, I know it.

      Hahaha, you are right. Rashara has something of me ;) I like Petyr and I wanted to have a story with him, so I thought "Why not?" :D

      Eliminar
    5. Yeah, it is but I'm happy I've done it :)

      Yeah! I knew! and you're right, and what a story has come out! great, really <3

      Dora

      Eliminar
  2. Madre mía Petyr se está interesando mucho por Sansa...La va a montar con ella. Es muy buen final, con su Juego de Tronos. Me ha encantado toda la historia.

    Julia Stark

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, Satyr a muerte :3 Muchas gracias.

      Eliminar
  3. Es increíble toda la historia que te has montado para escribir un fic tan bueno como éste. Mis más sinceras felicitaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Te aseguro que todo iba saliendo prácticamente solo, no sé ni cómo. A ver si las mismas musas visitan a nuestro Martin e.e

      Eliminar
  4. Muchas gracias a las dos. Ya sabéis que soy Satyr a muerte y creía que el cierre debía incluir a Sansa.

    Por cierto: mis agradecimientos también son para ropa de letras-Cristina, que tanta pasión pone en sus comentarios, eli, siempre tan amable, y Ximena Villagra, que espera cada aviso tuitero con ganas. Y a Dora una mención especial por hacer el esfuerzo de leer en una lengua que no es la suya. Grazie mile, Dora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. You're welcome, prego! :) <3
      (I've answered you in the other comment, hope no matter)

      Dora :)

      Eliminar
  5. Ohhh...
    No... al final... recordó a Rashara...
    Que pena, qué he de leer ahora???...
    Gracias, gracias, gracias Athena por este gran fic!!!!!!!!!!!!!
    Aplausos y ovación de pie
    Xim a Cuerda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la fidelidad y por tus palabras hacia mi fic ;)

      A la derecha tienes un montón de fics que puedes leer, tanto míos como de amigas tuiteras. Seguro que también los disfrutas tanto como éste.

      ¡Un abrazo y hasta el próximo!

      Eliminar
  6. Muchas gracias wapa.
    Como ya te dije he hecho un documento PDF
    para leerlo en mi libro electrónico.
    Enhorabuena por tu trabajo....muack

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti, Espero que te guste e.e

    ResponderEliminar
  8. No quería leer porque sabía que terminaría jeje, creo que es un final con muchas opciones a un futuro mejor de nuestro Petyr, tengo que decir que el Rashara fue un agregado maravilloso, me permitió adentrarme en la mente y el corazón de nuestro protagonista, hay tanto que podría decir pero concluyo con un gracias y hasta la próxima, gracias Athena. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, eli. Me alegro de que te haya gustado ese personaje añadido. Como bien dices, ha servido para adentrarnos en la mente de Petyr, porque nunca sabemos lo que piensa :)

      Eliminar
  9. Me ha encantado! Ya sabes que en dos días me he leído dos de tus fics, han sido increíbles!
    Me alegro de que por lo menos Rashara pudiera irse al otro lado del mar angosto y no le pasara nada peor porque viniendo de Lysa... cualquier cosa podría haber pasado!
    Me da mucha pena que Petyr sea tan malo espero que con Sansa se redima por el amor que le tiene a Cat, no creo que le haga nada malo pero viniendo de Martin...¬¬ odio profundo como mate algun Stark más!
    En fin que es genial ^^ sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo tuyo sí que es para hacerte un monumento. ¡Leerte los dos fics en dos días! Muchísimas gracias :)

      Quería explicar por qué Petyr actúa así, aunque yo sigo pensando que malo del todo no es :3

      Eliminar
  10. Te voy a hacer dos comentarios. El primero contestando al tuyo.

    Gracias por habernos hecho este regalo, a mi personalmente me has hecho removerme hasta los cimientos con muchas frases y capítulos y como escritora me has enseñado cómo se hacen bien las cosas.

    Soy fan tuya, pero no a lo fangirl sólo de agasjahdfadgsñ, qué también. Soy fan como lo soy de los escritores a los que compro libros y busco leer.

    Gracias.

    Cristina.

    PD: Magistral creación la de Rhasara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy sin palabras, Cristina. Estas historias son sólo un divertimento, una manera de contar lo que me gustaría leer sobre estos personajes. Que tú digas que me lees como lo haces con un escritor de los de verdad me hace sentir orgullosa de estas ideas que se me pasan por la cabeza y plasmo por aquí para compartirlas con quien quiera pasarse por estos lares. Con lectoras así da gusto :*

      Muchísimas gracias.

      Eliminar
  11. Y ahora el del capítulo.

    Intuía que iba a llorar antes de leer este capítulo, no sabía que lo haría tanto.

    - "Posiblemente la tiró con sus recuerdos y su capacidad de querer a nadie".

    Se me hace un nudo en la garganta, hostias que te lo juro que estoy gimiendo entre lágrimas al volver a escribir la frase, creo que esta no se me va a olvidar nunca.

    Qué precioso como has cerrado... y Sansa, mi pajarito bonito...

    Uff, no tengo muchas más palabras, pero en terapia me enseñaron que el que te lee percibe el tono con el que le escribes las cosas. Entonces ya sabes lo que estoy sintiendo.

    Gracias.

    Cristina. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa, estaba deseando que leyeras el epílogo... ¿Sabes que lo escribí pensando mucho en ti? Sé lo que te gusta Sansita y cerrar con esto era más que adecuado y justo. Como Satyr que soy, tengo la sensación de que Meñique siente algo por Sansa más allá de lo que pueda recordarle a Cat, su único y verdadero amor. Me gusta pensar que tiene sentimientos, aunque los enterrara en el pasado, y que Sansa será su redención. Me alegro de que te haya llegado todo lo narrado aquí.

      Sé cómo te sientes, porque yo experimenté lo mismo mientras lo escribía. Parece una tontería, pero sufrí escribiendo algunos capítulos de "Nieve en llamas", me pongo tontuca con ciertos momentos, incluso pongo las caras que ponen mis personajes mientas escribo... Creo que si yo los siento así, el lector también lo hará. Ya veo que sí :3

      Ha sido un placer contar con tu lectura y comentarios.

      Eliminar
  12. Eres muy buena escritora ojala sigas escribiendo de sansa :D amo todas tus hermosas historias

    ResponderEliminar
  13. Bueno, Athena. Llevo casi una hora dándole vueltas a la cabeza sobre qué decirte. Aún no termino de decidirme si odiarte o amarte por hacer que me enamore de Petyr y que llegue a shippear un poquitín el Satyr.

    Entre horas de estudio y descansos he ido leyendo algún que otro capítulo de Recuerdos de Aguasdulces, pero no ha sido hasta anoche cuando he podido pillar el ordenador, ahora que por fin he terminado Selectividad, para ponerme a leer ambos fics enserio hasta terminarlos (despierta hasta las tres y media de la mañana leyendo me has tenido. ¡Tu escritura y tus historias son más adictivas que las pipas!), y bueno, sólo quiero decir que gracias. Gracias por crear estos dos maravillosos fanfics que me han llevado a encariñarme de un personaje que me era bastante indiferente. Gracias por estas horas de entretenimiento. Gracias por recomendármelos. Ya me habías conquistado con Orgullo de León (sí, aunque lleve una cuenta de Sansa, soy Lannister a matar) y con estos dos, me tienes a tus pies. Así que gracias, Athena.

    Es oficial, me declaro tu fan.

    Sara (@ItsLadySansa)

    PD: He estado buscando y creo que no tienes ninguno, así que espero que algún día te animes a escribir un fic de Sansa y Petyr ;)

    ResponderEliminar